jueves, 22 de enero de 2009

Estreno etiqueta en en blog: Gastronomía

Bueno uno de los mayores placeres qeu se pueden hacer en esta parte del mundo es comer cuando uno quiera. Por unos pocos euros podemos ponernos del culo de cualquier tipo de alimento. Comer es uno de mis grandes hobbies y ahora cocinar pues también se ha convertido en un pasatiempo. Bueno al caso hoy preparando caldo para la semana con el pollo sobrante he decidido hacer croquetas y como mi memoria suele ser bastante mala pues como no he usado mi amigo google para coger alguna receta. Lo más graciosos de todo no ha sido encontrar millones de recetas sino el cachondeo que la gente le mete a esto de la cocina.

Para comer una croqueta con conocimiento de causa, hay que tener en cuenta tres premisas: hacerlo de pie, cogerla con los dedos y acompañarla con una buena cerveza fresquita, porque la croqueta es un pincho, una golosina, una tentación. Comerla con cuchillo y tenedor, sentado en una mesa y no digamos ya hacerlo con agua o algún refresco, es como comparar hacer el amor con una bella señora, con que te extraigan semen para una inseminación artificial. Para un ranchero sin escrúpulos ni sensibilidad, el resultado será el mismo, pero para la gente como Dios manda, no, que no, que no es igual.

Bueno y la receta la la siguiente:

Ingredientes para 4 personas

2 vasos de leche - 60 gr. de harina - 60 gr. de mantequilla - 1 cebolla pequeña - 1 pizca de nuez moscada - 2 huevos - 50 gr. de pan rallado - aceite, sal - 300 gr. de pollo asado o cocido
Preparación:

Pela y pica finamente la cebolla. Funde la mantequilla, añade la cebolla y freírla 5 minutos, sin que se dore. Añade la harina, remueve, deja dorar y vierte la leche caliente.
Sazona con sal, pimienta y nuez moscada y cuece hasta que espese, añade el pollo picado, y mezcla. Forma las croquetas, pásalas por huevo batido y pan rallado. Fríelas en abundante aceite, escúrrelas y sírvelas calientes
Bueno cuando me las haya comido ya os diré que tal :P

2 comentarios:

Green wisper dijo...

Os puedo asegurar que las croquetas estaban buenísimas...
Cada día descubro una faceta nueva en tí...

Harrison dijo...

Pues voy y descubro que el comentario estaba pendiente de moderar.
Jejjejeje gracias.